Regulación de la respiración

¿Como Es una buena Regulación de la respiración?

Regulación de la respiración

Una respiración acompasada y profunda es el complemento básico para sacar el mayor provecho de unos perfectos ejercicios de relajación. Para conseguirlo, se debe procurar que la respiración sea lo más natural posible, procurando concentrarse en todo el proceso, prestando mucha atención a los cambios físicos y orgánicos que se producen en el cuerpo cuando respira.

He aquí algunos de estos cambios, que se pueden comprobar fácilmente, si toma conciencia de lo que es respirar, de lo que ocurre en la parte exterior del cuerpo cuando el aire penetra hasta lo más profundo de los pulmones:

  1. *El pecho se pone tenso al llenarse de aire.
  2. *El estómago y el abdomen parece como si se endurecieran.
  3. *La cabeza da la sensación de hincharse.
  4. *Los brazos y las manos parecen como si fueran a flotar
  5. *Las piernas y los pies se vuelven pesados.

Después de la inspiración, cuando está el aire dentro del cuerpo, se debe intentar conservarlo durante algunos segundos, dirigiendo los pensamientos hacia la acción de terminar el ejercicio. para regulación de la respiración.

A continuación viene la salida del aire, la espiración, que debe ser pausada pero continua, acompañando el proceso de relajación, que producirá nuevos cambios en el organismo:

  1. *El pecho se vuelve a su reposo habitual.
  2. *El estómago y el abdomen recobran una blandura normal.
  3. *En el interior de la cabeza se instala la serenidad.
  4. *De los brazos y de las manos desaparece la tensión.
  5. *Las piernas y los pies se han apaciguado.

El proceso de relajación ha tenido ya efecto, y es importante detenerse unos minutos para poder recrearse plácidamente con el estado de serenidad y placidez conseguido.

Aprender a respirar bien es un proceso paulatino que llega a su máxima posibilidad a través de la práctica continuada y, poco a poco se habrán ido conociendo los posibles defectos de la propia respiración.
A continuación, reseñamos los ejercicios que sirven para alcanzar una respiración óptima:

  1. *Procurar que el ritmo respiratorio sea constante y regular.
  2. *Conseguir que la inspiración sea larga, y que dure tantos segundos como la espiración.
  3. *Mantener un proceso respira torio regular, sin intentar cambiar el volumen del aire inspirado.
  4. *Conseguir mantener una velocidad constante y ‘ exacta en su ritmo de ida (inspiración) y de vuelta (espiración).
  5. *Establecer pausas entre los ejercicios, que permitan disfrutar del estado de relajación conseguido.
  6. *Estas pausas se pueden aprovechar para comprobar el estado de todos los diferentes músculos, analizando el grado de relajación en que se encuentran.

Hay que tener en cuenta que sólo con una respiración lenta y profunda; que pueda ser encauzada mentalmente, se consigue ‘la mejor garantía para una relajación. Es por esta razón que es de suma importancia la regulación de la respiración.

Powered by WordPress. Designed by WooThemes