El sueño y el descanso diario

¿Como Funciona el sueño y el descanso diario?

El sueño y el descanso diario

Uno de los problemas más graves que aquejan a las personas con estrés es la dificultad que tienen para descansar de forma adecuada; Ya que el descanso resulta imprescindible para conseguir la recuperación física y mental de cualquier organismo.

Podríamos comentar los distintos tipos de descanso que existen: el nocturno de cada día, el de los fines de semana y el especial, más largo; de determinadas épocas del año, como las vacaciones de invierno o de verano; pero nos limitaremos a dar una idea de conjunto sobre la relación entre el estrés y el insomnio.

  • *En realidad, si somos víctimas del estrés, nos veremos abocados casi inevitablemente al insomnio, por lo que podemos, aun así, sacar provecho de nuestra situación.

Ciertamente los problemas no nos dejan dormir; pero también sabemos que la propia naturaleza se encargará con toda seguridad de que nos rindamos al sueño; al menos el mínimo de horas imprescindible; para que nuestro organismo sobreviva. En tal caso, pues ¿por qué no aprovechar estas horas en vela para resolver nuestros conflictos?

  • *Sobre todo conservemos toda nuestra serenidad y sangre fría a la hora de investigar sobre las causas de nuestra situación estresada.
  • No nos dejemos arrollar por nuestros pensamientos; pues los sentimientos que nos embargan son provocados por el propio estrés y pueden sumergirnos en un atolladero del que no nos será fácil salir.
  • *En nuestro caso, el insomnio puede ser para nosotros una tabla de salvación. Saquemos partido de nuestro estado insomne en lugar de lamentamos inútilmente.

En realidad nuestra falta de sueño ya es un buen motivo de estrés, pero pensemos que nuestro organismo; si se ve obligado a ello; puede permanecer muchas horas sin dormir.

Habrá momentos en que tumbados en nuestra cama, insomnes y haciendo nuestro balance personal; nos veamos embargados por momentos de gran confusión y emociones. Pero no dejemos que ellas nos arrastren; levantémonos de la cama y demos un paseo; o vayamos a la cocina a tomar un refresco.

El sueño y el descanso diario

  • *El caso es salir de la cama y no dejarnos abrumar por una enmarañada situación que no nos conducirá a encontrar soluciones.
  • *No olvidemos, además, que el realizar ejercicio guarda mucha relación con el descanso. Las personas que realizan ejercicio físico habitual cuentan con mayores ventajas a la hora de reposar.

Se acostumbra a conciliar mejor el sueño cuando se practica ejercicio y el sueño de los que practican algún deporte es más profundo; con lo que necesitan menos horas para restaurar el equilibrio físico óptimo. Por lo que el sueño y el descanso diario es la clave.

Powered by WordPress. Designed by WooThemes